reconoce sus orígenes

Entrevista con Los Niños Estelares, de Puerto Rico

Publicado: 2010-07-08

Un mes atrás, publicamos en Odio la Música una nota sobre "Ley marcial", sencillo de Los Niños Estelares que nos había impactado por su gran intensidad y notable sentido del humor. A las pocas horas, había aparecido un enlace en la cuenta de Facebook del dúo hacia este blog, así que pedimos una entrevista a ver qué pasaba. Respondió Fernando Castro-Álvarez (FCA), cantante y compositor del grupo formado también por Darío Constaín Reyes, quien accedió muy cordialmente a respondernos. Los contactos para encontrar fecha pasaron por una visita al Perú del músico portorriqueño, con estadía en La Punta y Cusco, hasta que finalmente conversamos con él a través de Skype cuando estaba ya de retorno en Puerto Rico.

Más que una entrevista, se trató de una charla informal mitad escrita-mitad hablada (mi micrófono falló) en la que quedó claro el punto de vista de Fernando, su resistencia a acostumbrarse al amasijo de convenciones al que llamamos sociedad, sus raíces peruanas y el porqué su música nunca será material para las radios. Lo que, por cierto, es lo más lejano a las pretensiones de Los Niños Estelares. Dejaremos que la entrevista que publicamos hoy fluya como la conversación que fue.

"Auto-entrevista", aparecida en NME

OLM: ¿Fue la primera vez que estuviste en el Perú?

FCA: Sí, sí, efectivamente.

OLM: Pero tú tenías alguna relación con el Perú, por tu padre.

FCA: Mi papá es chalaco, el nació en Perú en 1954, se mudó a Nueva York cuando tenía ocho años. Entonces cuando tenía 15 se vino a Puerto Rico, vive aquí desde hace 40 años. Mi familia es punteña y chalaca, los hermanos de mi abuelo paterno y los primos de mi papá viven en La Punta.

OLM: ¿Él también es músico?

FCA: No, pero en mi familia tango escultores, actores, cineastas, luminotécnicos, escritores... Mi mamá tiene poetas en su familia, pero el papá de Darío (Constaín Reyes, la mitad del grupo) sí es músico. Él tenía una banda cuando era teenager, en Ecuador, se llamaban los VIPs.

OLM: ¿Cómo aparece en ti la onda musical?

FCA: Mira... es como un vehículo, musicalmente tengo un gusto por la música desde temprana edad, toco el piano desde que tenía 15 años y me gusta escuchar de todo; para expresarlo de algún modo, todo empezó como a los 16 años cuando me enamoré por primera vez.

OLM: Pero supongo que en esa época la música que hacías era muy distinta a la actual.

De hecho no, la primera canción que escribí se llama “Yo quiero volver” y está en el primer disco (de LNE). Tenía letras pero se las quité, se la escribí a una nena. Más o menos es lo mismo, cuando uno es músico el estilo se retiene, siempre, y puede que uno pase por una experiencia trascendental o que se mezcla con otro músico con lo que estilo puede sonar diferente, pero en esencia es lo mismo.

"Yo quiero volver" tocada en Río Piedras, diciembre de 2008.

OLM: Me dices que tu música es un vehículo para algo importante.

FCA: Es importante para mí, pero no por el hecho de que algo sea importante para uno es necesariamente para otra persona. Como te digo, es un vehículo.

OLM: Te lo pregunto por la temática de tus letras. ¿Hay otras bandas en PR que muestren en sus letras una preocupación por problemas sociales?

FCA: Sí las hay, claro, no con el mismo tono ni estilo pero sí las hay. Por ejemplo está Intifada, que es una banda de hip hop, también otra en los 90 que se llamaba Fiel a la Vega. Hoy en día hay otras como Cultura Profética, que es más reggae-pop pero que al principio tuvo canciones que tenían presente el tema social. Y a través de la historia también ha habido otros grupos, en los 70 había un señor llamado Roy Brown que hacía este tipo de cosas, y Haciendo Punto en Otro Son, pero esas dos eran temas más portorriqueños, temática isleña. Quizas Intifada tenga más canciones que tengan que ver con Latinoamérica, pero de contexto global hay bien pocas. Las que mencioné son de contexto portorriqueño principalmente.

OLM: Las bandas que tocaban con ese estilo contestatario solían ser antes subterráneas.

FCA: Por lo general, pero ahora se está dando el fenómeno de las tecnologías, para que uno pueda grabar música desde su casa. Hay mucha gente que no reconoce que hoy en día estamos viviendo en una convergencia mediática y que ahora mismo los consumidores son productores de información, tenemos las herramientas necesarias para crear música, audiovisuales, prácticamente todo lo que antes podían hacer las industrias grandes con impresoras de discos, máquinas para editar música o cine, ahora tenemos una tecnología que abre un montón de puertas a la gente que hace música social, como la que hago. 

OLM: ¿Cómo producen su música ustedes?

Todos nuestros discos los grabamos con mi computadora, que vale US$1.000. La realidad es que somos un grupo que no cuenta con nada de dinero, el que tengo es el que gano en mi trabajo, el dinero que hacemos en los shows lo invertimos en los videos y en poner la música afuera (en la red), porque la idea de vender un CD es un obstáculo para darte a conocer y para vender tu disco tienes que decirle al consumidor que tiene que gastar cuando todo es gratis en Internet, o sea, tú puedes comprar un disco pero alguien lo va a pasar al formato mp3 y los va a poner en los file sharing systems o en los torrent, entonces en vez de tomarte la molestia de vender tu disco lo pones gratis en Internet y así te das a conocer y si el material es bueno por ahí va a salir exitoso.

"Persistencia de la memoria", notable video artesanal de LNE (2008)

OLMPara la industria es una tragedia, porque se acaba una etapa en la que se controlaba todo el proceso de producción, incluido el mensaje. Por el contrario, para el músico es una ventaja.

FCA: Sí claro, es una ventaja, no obstante ya no es como antes, por eso la prerrogativa real del músico. Si la prerrogativa es darse a conocer y que su música suene a través del mundo es súper eficiente, pero si es hacer dinero, hacerse famoso, tener mujeres, whatever, te vas a dar cuenta de que no es tan beneficioso el Internet ni las tecnologías digitales.

OLM: ¿Cuál es tu prerrogativa?

FCA: Jajaja, tener un trabajo y una mujer que me quiera, soy bien sencillo.

OLM: Con respecto a la música.

FCA: Mira, lo hago para no volverme loco, porque es como una manera de desahogare y tratar de liberar todas estas cosas que está dentro de mí. Por ejemplo, cuando escribo la letra trato de desahogarme y tratar de ver si hay gente allá afuera que piensa igual que yo. Porque, tú sabes, yo constantemente –ya no tanto como antes- me sentía rodeado de lunáticos; como digo en mi canción "La dictadura científica acaba de empezar", es un mundo de gente enferma de la mente, hechizada, unas naciones de zombis que se preocupan de cosas que no son importantes y descartan las que realmente son trascendentales y vitales para la naturaleza humana. Entonces mi prerrogativa musical es seguir haciendo esto y seguir creando material que sea decente según mis estándares y haciendo performance, porque tú sabes que eso es lo que me gusta, estar delante del público.

"La dictadura científica acaba de empezar", tema del primer álbum de LNE

OLM: Eso es cierto, aunque cuando he escuchado por primera vez sus canciones, con los lados divertidos y furiosos, no capté que estaban hablando de las cosas que son importantes para ustedes. Por ejemplo, "Canción de amigos" puede ser tomada como una sátira.

FCA: Ese es el problema, mucha gente se ha puesto tan cínica que cuando ve algo que es honesto lo malinterpreta porque viven en una sociedad enferma. La gente detesta lo hermoso y rechaza lo honesto, por lo general. Realmente, con esa canción queríamos hacer algo como Pimpinella, porque a mí aunque no lo creas me encanta (ese grupo), la idea era hacer una letra así sobre nosotros dos, pero con la amistad.

OLM: ¡Pero por dónde Pimpinella!, si en su música se escucha punk, ska...

FCA: ¡Tengo tantas influencias que cuando me preguntan cuáles son no me gusta contestar, jaja! Escucho de todo, no discrimino en absoluto, el único tipo de música que no me gusta es el country music de Estados Unidos, pero escucho de todo, lo que me llegue. Porque le hago caso a las letras más que a la música, para mí la letra es lo principal.

"Canción de amigos", grabada en las casas de Fernando y Darío

OLM: ¿Alguna vez han tenido problemas con lo que dicen sus letras? Alguien que los encare en los conciertos, algún político ofendido...

FCA: No, nada, el status quo no le va a hacer caso a esos mensajes porque trascienden el mismo sistema. No soy izquierdista, ni derechista, no estoy abogando por la liberación de alguien, ni por la liberación de alguien. Lo que estoy escribiendo en mi canción es que estamos viviendo en una cárcel y no me importa si es de derecha o de izquierda. Es la misma mierda. Lo más importantes es que si quieres ser libre tienes que liberarte tú mismo, enfrentar tus miedos, usar esta vida para trabajar, crecer y estar en paz contigo mismo. Con tu familia, con tu sociedad, con todo, porque en esencia no tengo un mensaje político sino un mensaje espiritual, de realizarse uno mismo y de trascender toda esta mierda que es esta sociedad moderna que ha creado una dictadura científica. Claro, esa es mi opinión y puedo estar mal.

OLM: Leí que estudias en la Universidad Nacional de Puerto Rico.

FCA: Sí, no obstante, Puerto Rico es un sitio extraño, somos y no somos un país. La UPR es la universidad nacional, no obstante la fundaron los americanos y en esencia era un instrumento colonial para formar maestros y enseñarle inglés a la población portorriqueña, de ahí fue que nació la institución. Es decir, aunque sea nacional la universidad es un organismo colonial.

OLM: ¿Qué estudias allí?

FCA: Hice estudios individualizados en medios, eso es Sociología, Comunicación y Humanidades y me gradué en diciembre del 2009. Voy a empezar Derecho en agosto del 2010, dios mediante.

OLM: ¿Y tu manera de pensar se formó en la familia o en las aulas?

FCA: Yo nací con eso, no es familia ni universidad, esa es mi única explicación. Desde que era chiquito, desde que era un bebé me dice mi papá me movía en sus brazos y nunca me dejaba coger, uno tiene que nacer con eso y esa es la única manera de realmente querer y poder hacer algo, te da potestad y fuerza real. Esa chispa a uno le tiene que nacer. La escuela realmente nunca me ha enseñado nada, lo que aprendí lo saqué de Internet, yendo a bibliotecas solo, hablando con gente mayor y observando.

Fernando en Machu Picchu, con polo de Inka Kola

OLM: ¿Y qué te pareció el Perú?

FCA: Me asombró mucho, un país muy rico, riquísimo, una riqueza en alimentos, en cultura, una cosa increíble.

OLM: Y sabes que apenas empezamos a apreciar lo que tenemos.

FCA: Eso me han dicho. Voy a ser honesto contigo, a mí me gustó mucho más Cusco y el Valle Sagrado y las poblaciones campesinas que la misma ciudad, todas las ciudades son iguales.

OLM: Sí, también me gusta más estar en las provincias. Finalmente, mis abuelos no nacieron en Lima.

FCA: ¿De dónde son ellos, portorriqueños? Jajaja.

OLM: No, son de la sierra.

FCA: Déjame decirte, y es algo de lo que también me di cuenta, hay una cierta segregación entre la gente que es de la ciudad y la gente que no lo es; como que hay una separación bien marcada. Lo que me da más pena es que la cultura más antigua es la serrana, una cultura milenaria con unos conocimientos increíbles.

OLM: ¿Tuviste ocasión de escuchar algo de música local?

FCA: Claro, el huayno, me gustó mucho el huayno, aprendí unas cuantas palabras quechuas cuando estuve en el Cusco. También el Grupo Cincooooooooo!

"Te vas", con el Grupo 5 de Mosefú


Escrito por

Leggiere

Hago periodismo como afición y escucho música como deporte. Solo la segunda me exige disciplina.


Publicado en

Odio la música

No pretendo saber más de música que tú. Solo que sepas mi versión